Tengo una protusión discal

Si estás leyendo esto, es muy probable que te haya dolido la espalda alguna vez y que al ir al médico, te hayan hecho pruebas. Si es así, aun es más probable que alguna de esas pruebas de imagen haya mostrado uno o varios de los siguientes hallazgos:

  • Degeneración discal.
  • Disminución de la señal del disco.
  • Pérdida de altura del disco.
  • Abombamiento discal.
  • Protusión discal.
  • Fisura anular del disco.
  • Degeneración facetaria.
  • Espondilolistesis.

Si es así, no debes pensar automáticamente que vas a ponerte peor, que lo que te pasa es muy grave, o que no se puede hacer nada.

Cualquier guía clínica te dirá que lo más recomendable en estos casos es mantenerse activo, volver a las actividades de la vida diaria lo antes posible, hacer ejercicio y en momentos puntuales, acudir al fisioterapeuta o tomar algún analgésico. Desde luego, si hay algo que tenemos claro desde hace años es que, a la larga, el reposo sólo hará que te pongas peor.

Pero volviendo a esos cambios radiológicos de tu columna, tenemos buenas noticias. Muchos de estos cambios se encuentran en pacientes sanos (sin dolor) y van aumentando con la edad, independientemente de la enfermedad.

hallazgos en pacientes sanos

Para interpretar la gráfica, busca tu edad en los colores de abajo, y después localiza por filas el signo radiológico que buscas; podrás ver qué porcentaje de gente sana lo tiene.

El estudio del que hemos extraído estos datos (Brinjikji, 2014), incluye 33 artículos publicados previamente, de manera que han combinado los resultados de los TACs y las resonancias de la espalda de más de 3.000 pacientes que no tenían dolor de espalda. Gente que, por ejemplo, se hizo una resonancia por un problema digestivo, y a la que los radiólogos encontraron cierta artrosis o una hernia.

Si unimos todos los datos, tenemos una idea bastante aproximada de como son las columnas vertebrales de las personas que no tienen dolor de espalda.

Brinjikji et al

Esto son buenas noticias, porque, salvo que la relación de tus imágenes con tus síntomas sea muy evidente, corresponda al nivel exacto, y encaje con la historia natural del proceso, probablemente lo que vemos en la imagen no esté influyendo demasiado en tu estado.

Y no lo decimos nosotros, lo dicen los radiólogos. Por lo tanto, piénsalo dos veces antes de dar por ciertas las afirmaciones del tipo "te vas a quedar en una silla de ruedas", "eso no tiene solución porque es degenerativo" o "deja de salir a correr porque el impacto es malo para tu disco".

Si te interesan los números de este estudio de la revista Spine, te los dejamos aquí. Están clasificados por décadas, y por categorías. El porcentaje corresponde a la proporción de personas sanas (sin dolor) en las que se encontraron estos signos de degeneración:

tabla 2

Esto es algo que ya habíamos leído en muchos estudios, y que los que nos dedicamos a la clínica vemos a menudo, pero siempre está bien asegurarnos de que no vamos errados. De todas formas, hay que aclarar que lo que no dice este estudio es que los cambios encontrados se deban siempre a la edad, y no sean patológicos (porque pueden serlo).

En resumen, no debemos pensar siempre que las imágenes representan el problema de nuestra espalda, si no corresponden exactamente con el resto de hallazgos durante la exploración del paciente, especialmente la exploración neurológica.

Dicho de otra manera, nos interesa la imagen, pero nos interesa más como te mueves, como cambian tus síntomas con el movimiento, a lo largo del día, o en función de tu actividad.


www.fisioperpinya.com

Referencias:
1. Systematic Literature Review of Imaging Features of Spinal Degeneration in Asymptomatic Populations. W. Brinjikji, P.H. Luetmer, B. Comstock, B.W. Bresnahan, L.E. Chen, R.A. Deyo, S. Halabi, J.A. Turner, A.L. Avins, K. James, J.T. Wald, D.F. Kallmes, and J.G. Jarvik.
2. Computed tomography-evaluated features of spinal degeneration: prevalence, intercorrelation, and association with self-reported low back pain. Kalichman L, Kim DH, Li L, Guermazi A, Hunter DJ.
3. Lumbar Disc Nomenclature: Version 2.0. Recommendations of the Combined Task Forces of the North American Spine Society, the American Society of Spine Radiology, and the American Society of Neuroradiology.

Carlos Castaño Avatar

Carlos Castaño

Fisioterapeuta. Especializado en la rehabilitación de la mano y la extremidad superior. Bloguero desde 2010. Profesor en E.U. Gimbernat (Cantabria).

Website

comments powered by Disqus